viernes, 29 de junio de 2012 | By: Bisuteria De Lo Lindo

Elección tocado o pamela


La hora del día es la que marca qué llevar en cada momento. A medida que la hora del día crece, el adorno para la cabeza decrece. Es decir, durante el día, hasta el mediodía, los grandes sombreros de generosa ala, las pamelas y complementos de este estilo son ideales para lucir de una manera deslumbrante.
Por la tarde, empieza a mermar el sombrero, pudiendo lucir algo más discreto, un sombrero tipo albero o cualquiera que esté de moda y actualidad en ese momento.
Durante el día los tocados son vistosos, ligeros y de colores vivos. Hay que evitar los brillantes, los dorados, los cristales y otros elementos que se suelen reservar para la noche. 
Por la noche, el tocado es más pequeño, de menor tamaño pero más "potente" en cuanto a los materiales utilizados, dorados, plateados, brillantes, etc.
El tocado luce tan elegante como el vestido. Ambos deben complementarse intentando que uno no sobresalga sobre el otro. Un vestido muy llamativo requiere un tocado sencillo, discreto. Un vestido sencillo requiere un tocado más llamativo, lujoso y atrevido, podemos decir. Ambos, vestido y tocado, deben sumar un todo, importante, elegante y vistoso. La noche es para lucir dorados, pedrerías, cristales y elementos más brillantes y luminosos.
El tocado debe permanecer puesto desde que sale de casa hasta que regresa, no se quita en ningún momento. La etiqueta impide que el tocado pueda ser retirado como si fuese un sombrero de caballero.


0 comentarios:

Publicar un comentario